Espiritualidad

Ser canales de luz

Maestros Kabbalistas y sus escritos
Por Tziporah Benzaquen.
diciembre 17, 2013

Esta porción viene de el libro de Shemot que ha sido traducido erróneamente como Éxodo, ya que sabemos que Shemot significa literalmente “Nombres”.

La porción nos cuenta la espectacular historia de Moisés, desde su nacimiento hasta el momento en el que recibe la gran misión de sacar a los Israelitas de Egipto. Moisés representa el líder por excelencia y hoy vamos a aprender una de sus características.

Antes de seguir, debemos entender el código que existe acá.

La palabra Egipto en arameo es Mitzraim, que viene de la raíz metzar que significa “angostura”. Esta angostura se refiere a la conciencia limitada en la que vivimos, pensando que la materia controla nuestra vida, la victimización y el egocentrismo.

A su vez “ïsraelitas” no representa una nación sino que la palabra “Israel” viene de la raíz Li Rosh que significa “yo soy la cabeza”. Ser la cabeza es todo lo contrario de la angostura, ya que representa la expansión de la conciencia, el poder de la mente sobre la materia y la total responsabilidad en la vida.

Para simplificar lo dicho, la misión de sacar a los “Israelitas de Egipto” significaba liberar a la humanidad de la ceguera espiritual y ser un canal de conciencia espiritual.

¡Imagínense tener esta misión!

Esta es nuestra misión…

Volviendo a la escena de Moisés; El Creador se le revela a través de una zarza ardiente y le pide que vaya a Egipto, hable con los Israelitas y les cuente que fue enviado, así como también que hable con el faraón para que los deje salir.

¿Qué responde Moisés a esto? Responde preguntando “¿quién soy yo para poder llevar esta gran misión a cabo? ¿Por qué yo? ¿Qué tengo yo de especial?”.

Estas preguntas son las que todos nos hacemos, cuando somos testigos del caos en el mundo, cuando vemos dolor y necesidad a nuestro alrededor y nos sentimos impotentes e incapaces de poder hacer nada; pero sabemos que es nuestra responsabilidad hacer algo.

¿Qué responde el Creador?

“Lo vas a lograr porque yo estaré contigo, no te estoy pidiendo que lo hagas solo, de hecho no serás tu el que lo haga si no que seré yo a través de ti”.

Esta es una gran revelación y entendimiento de lo que realmente significa ser un canal.

Cuando pensamos que somos nosotros la fuente de ideas, pensamientos, fuerza e inspiración, entonces sí, nuestra capacidad va a ser limitada y no vamos a poder manifestar mucho para nosotros ni para los demás.

Pero cuando comprendemos que somos solo canales, es entonces que nuestra capacidad se transforma en algo infinito, inmenso e ilimitado y es cuando el Creador puede manifestarse a través de nosotros.

Cada vez que tenemos que manifestar algo que pensamos no tenemos la capacidad, debemos recordar que no somos nosotros, sino que es la Luz a través de nosotros; esta conciencia permitirá que podamos ser canales y que a través de nosotros se manifieste el infinito y no nuestra propia limitación.

El único requisito para ser líderes es entender que cuando el deseo es genuino e involucra ayudar a los demás, la fuerza del Creador será la que trabaje por nosotros, y lo único que tendremos que hacer es dejar ir nuestro ego y miedos de lado y dejarla trabajar a través de nosotros

See more at: http://es.kabbalah.com/ser-canales-de-luz#sthash.xkijBoGu.dpuf

La conciencia crea la realidad 

Por Centro de Kabbalah.
enero 06, 2014

 

Los kabbalistas concuerdan en creer que nuestra conciencia crea nuestra realidad. En 1965, los investigadores Robert Rosenthal y Lenore Jacobson, realizaron un experimento en una escuela primaria que apoyaba esta noción. Luego de administrar una evaluación a los estudiantes de primer a sexto grado, le informaron a los maestros cuáles estudiantes reflejaban un “inusual potencial para el crecimiento intelectual”.

Sin que los profesores lo supieran, los estudiantes fueron seleccionados al azar por Rosenthal y Jacobson sin relación con los resultados de la evaluación. Estos estudiantes, cerca del 20% del cuerpo estudiantil, no mostraron ningún talento o habilidad especial. Sin embargo, ocho meses después, cuando fueron evaluados nuevamente, los estudiantes marcados para el éxito tuvieron una puntuación notablemente mejor.

Ellos llamaron a esto el Efecto Pigmalión. La única diferencia entre los estudiantes que sobresalieron y los estudiantes que no lo hicieron estaba en la mente de sus profesores. Rosenthal y Jacobson afirman que las expectativas de los maestros resultaron en una notable diferencia en los logros académicos. Los estudiantes internalizaron la parcialidad de sus maestros y elevaron sus  desempeños para cumplir con las expectativas. Los psicólogos creen que los hallazgos de este estudio pueden ser aplicados en otros ámbitos como el trabajo, la educación superior, los deportes y la crianza.

Los kabbalistas creen que el Efecto Pigmalión trabaja en nosotros al igual que los psicólogos apoyan esta noción.  Somos más exitosos en aquello que emprendemos si realmente creemos que podemos alcanzarlo. Nuestro comportamiento y el resultado consecuente están determinados por nuestras expectativas. “Nuestra conciencia crea nuestra realidad” dice Michael Berg. “¿Sabemos con certeza que si el Creador nos escoge, podemos convertirnos en un canal completo para la Luz del Creador? Si no lo sabemos, entonces es muy sencillo, esa puerta se cierra para nosotros”.

La certeza es clave para nuestro éxito. Sin ella, la duda toma el control y desmenuza nuestro potencial. En el curso de nuestra vida, el Creador nos entregará tareas. Algunas veces estas tareas nos desafiarán. Sin embargo, nuestro trabajo es permanecer fuertes en nuestras convicciones de que podemos compartir, ayudar a otros y hacer del mundo un lugar mejor. Nuestra falta de fe en nosotros mismos es de hecho una falta de fe en el Creador. Nuestra duda niega nuestras habilidades y nuestro potencial descansa en nuestra certeza.

Si bien una creencia honesta en nuestras habilidades para alcanzar resultados o crear cambios es inherente al éxito, el ego puede, de hecho, ser contraproducente.  Si estás tan confiado en tu habilidad de presentar una charla espectacular en la Conferencia que no te preparas, puede que la charla no salga tan bien como lo planeaste. Nuestro ego puede correr desbocado y transformar nuestra seguridad en exceso de confianza. Nuestra mejor apuesta es confiar en la Luz del Creador mientras trabajamos consistentemente hacia la excelencia y dejamos que nuestra conciencia positiva moldee nuestra realidad.

See more at: http://es.kabbalah.com/la-conciencia-crea-la-realidad#sthash.VdXlDiU3.dpuf 

Alcanzar el Autobus

Fracción del texto del Centro de Kabbalah

¡Vas tarde! Buscas torpemente tus zapatos, agarras tus llaves, no hay tiempo para el café, y cruzas la puerta. Corriendo por la acera observas a los pasajeros subiendo al autobús que tomas cada mañana para ir al trabajo. Pero aún estás a una cuadra de distancia. ¿Qué haces?:

a) Oras para que el autobús espere y luego reduces la velocidad a un ritmo apacible, seguro de que tu oración será respondida.

b) Oras para que el autobús espere y luego corres hacia él como loco.

La respuesta parece obvia. Si viéramos estos dos escenarios ocurrir uno a lado del otro, quizás nos reiríamos cuando el autobús se aleja dejando atrás al pasajero apacible. Por supuesto que no esperaría, diríamos.

El Zóhar nos enseña que las oraciones son sólo la mitad de la ecuación. Cuando la oración es acompañada por una acción tenemos una mejor oportunidad de manifestar nuestros deseos. En otras palabras: ¡Ora para que el autobús espere y luego corre lo más rápido que puedas!

De acuerdo con el Zóhar, “La oración está compuesta tanto de acción como de discurso, y cuando la acción es defectuosa, el discurso no encuentra un lugar donde descansar; tal oración no es una oración”.

Cuando nos encontramos en un camino que no está dirigido hacia la dirección en la que queremos ir, podemos cambiar nuestro curso en cualquier momento. Pero la clave es la acción. No podemos continuar en el mismo camino, esperando que las cosas resulten diferentes o que mágicamente lleguemos a nuestro destino soñado, ya sea que estemos en esa dirección o no.

La oración y la acción trabajan juntas para ayudarnos a cambiar nuestro curso. Yehuda Berg explica este concepto en Inteligencia Angelical: “Tu destino es una función de tu conciencia. No es suficiente orar mecánicamente. Tu nivel de conciencia y verdaderas acciones determinarán si te conectas con los Mundo Elevados y si puedes borrar la energía negativa que se ha acumulado a tu alrededor”.

La Luz apoya nuestras buenas acciones, las acciones positivas y las decisiones intuitivas. Puede que caigamos por el peso de nuestro ego, que nos previene de hacer acciones: Es mucho trabajo. Es muy tarde. No es el momento correcto. Sin embargo, la acción es el primer paso. Como Michael Berg establece: “Una vez que una persona decide hacer lo correcto, los milagros ocurrirán para apoyar a esa persona”.

“Saber que, de hecho, podemos alcanzar nuestro destino nos ayuda a afianzar nuestras intenciones” dice Yehuda Berg, “el universo tiene que responder de manera acorde”. Así que ve y ora para que el autobús espere. Pero recuerda, cuando combinas la oración con la acción, nunca perderás el autobús.

– See more at: http://es.kabbalah.com/alcanzar-el-autob%C3%BAs#sthash.xGuDYzpS.dpuf

El Amor es respeto.

El amor significa relacionarte con tu amigo o amante permitiendo que sea el mismo.
Como saber cuando una amistad es verdadera?
Cuando puedes decirle estas palabras a un amigo y realmente sentirlas:

Te quiero no sólo por lo que eres
Sino por lo que yo soy cuando estoy contigo
Te quiero no por lo que has hecho de ti mismo
Sino por lo que estas haciendo de mi
Te quiero por poner tu mano en mi corazón colmado
E ignorar todas las cosas tontas y las debilidades
Que no puedes evitar ver allí
Y por traer a la luz
Todas las hermosas pertenencias
Que nadie se molesto en buscar tan dentro para encontrar
Por ayudarme a hacer de la madera de mi vida
No una taberna, sino un templo
Del trabajo de cada día
No un reproche sino una canción
Tu haz hecho mucho más de lo que cualquier credo podría haber hecho
Para hacerme bueno
Y más de lo que la fe podría haber hecho
Para hacerme feliz
Haz hecho esto sin una palabra, sin una señal
Lo haz hecho siendo tu mismo
Tal vez sea eso lo que es un amigo, después de todo”.
Anónimo
Del libro DIOS USA LÁPIZ LABIAL
De Karen Berg

 

Open the door to your infinite potential with this intention setting practice:

 

  1. Make a list of all of your dreams and desires. Visualize everything on the list being carefully planted in your heart. Review your list before you go into silence and meditation, before bed, and upon waking. Send love and light to these dreams keeping your intention alive in your heart.
  2. Let go. Quietly release your list of desires, gently surrendering to the movement of the universe. Trust that when things don’t seem to go your way, there is a reason, and that the cosmic plan has designs much grander than those you conceived.
  3. Practice present-moment awareness. As you spend time in stillness, through meditation and other mindful practices, and begin to accept the present moment as it is, you open and make space for your deepest, most cherished intentions and desires to sprout and grow.

In Deepak’s Seven Spiritual Laws of Success, Thursday’s Law of Intention and Desire states that an intention synchronistically organizes its own fulfillment. Plant the seeds of your dreams today, tend to your garden daily, and watch your life blossom this year!

– See more at: http://www.chopra.com/ccl-meditation/mandala/jan14/mandala-powerful-intentions.html?utm_source=MandalaDD&utm_medium=SeedsArticleText&utm_campaign=MandalaDD#sthash.wi6VoCAY.dpuf

 

 

SS Dalai Lama en Central Park NY, 1999: “El Arte de la Compasión”

Extracto de la enseñanza de SS Dalai Lama en Central Park NY, 1999: “El Arte de la Compasión”

…Hace algún tiempo, una adinerada familia de Bombay vino a visitarme. La abuela tenía una marcada inclinación por la vida espiritual y me pidió algún tipo de bendición. Mi respuesta fue: «No puedo bendecirla. Carezco de esa capacidad. Usted pertenece a una familia rica, y eso ya es una gran fortuna. Es el resultado de sus acciones virtuosas en el pasado. Los ricos son miembros importantes de esta sociedad. Ha utilizado métodos capitalistas con el fin de acumular más y más dinero; use ahora métodos socialistas para ayudar a los pobres en temas de educación y salud». Debemos usar los métodos dinámicos del capitalismo para hacer dinero y luego distribuirlo de forma razonable y útil para todos. Desde un punto de vista práctico y ético es una de las mejores formas de cambiar la sociedad…

ver entrada completa:  http://wp.me/P3fMtG-k

dalay lama

Teaching philosophy to children? It’s a great idea

by

Recently I’ve seen a spate of articles along the lines of “what philosophy can do for you”, focusing on the high results that philosophy students score on standardised tests, the marketability of philosophical skills, and the impressive earning potential of philosophy graduates. I’ve even seen pitches like: “If you want to succeed in business, don’t get an MBA. Study philosophy instead.” I find this strange, because career advancement and commercial success are the most peripheral of the benefits of philosophy.

 “I have this strange phrase I use when people ask me why I chose philosophy. I tell them I wanted to become a professional human being.” Alex Pozdnyakov

Perfect, I thought. That’s what I want to be.

Since then, training in various jobs has made me into various kinds of professional, but no training has shaped my humanity as deeply as philosophy has. No other discipline has inspired such wonder about the world, or furnished me with thinking tools so universally applicable to the puzzles that confront us as human beings.

When I started running philosophy workshops for primary school children, I quickly saw that kids, too, have the capacity to enquire philosophically from an early age. They’re nimble in playing with ideas and deft in building on each other’s arguments. They’re endlessly inquisitive, wondering about values (“What’s the most treasured object in the world?”), metaphysics (“Is the earth a coincidence?”), language (“If cavemen just went ‘ugh-ugh-ugh’, how did we learn to speak?”) and epistemology (“Since you can have dreams inside dreams, how can you know when you’re dreaming?”).

Studying philosophy cultivates doubt without helplessness, and confidence without hubris. I’ve watched kids evolve to be more rational, sceptical and open-minded, and I’ve seen them interact in more fair-minded and collaborative ways. As one 10-year-old said, “I’ve started to actually solve arguments and problems with philosophy. And it works better than violence or anything else.”

Over 400 years ago, the French writer Michel de Montaigne asked:

“Since philosophy is the art which teaches us how to live, and since children need to learn it as much as we do at other ages, why do we not instruct them in it?”We urgently need to ask ourselves the same question today.

If it were more widely embraced, the practice of philosophical enquiry in primary schools could make schooling a lot more meaningful and engaging for students. It would certainly promote the development of reasoned argument and higher-order thinking – skills which underlie learning in most other domains (including literacy and numeracy) and which are essential for responsible civic engagement.

By setting children on a path of philosophical enquiry early in life, we could offer them irreplaceable gifts: an awareness of life’s moral, aesthetic and political dimensions; the capacity to articulate thoughts clearly and evaluate them honestly; and the confidence to exercise independent judgement and self-correction. What’s more, an early introduction to philosophical dialogue would foster a greater respect for diversity and a deeper empathy for the experiences of others, as well as a crucial understanding of how to use reason to resolve disagreements.

To read full post  go to http://www.theguardian.com/commentisfree/2013/nov/21/teaching-philosophy-to-children-its-a-great-idea

COMPASIÓN

Etimológicamente, en el vocablo compasión encontramos un doble origen semántico. Del latín cum-passio,  ->sufrimiento compartido con otro, el verbo latino passio procede del término griego pathos que hace referencia al sentimiento, el drama interior. De este modo,cum-passio sería acompañar al otro en su drama interior; habría que completar esta definición señalando que la compasión es la participación en el sufrimiento del otro, pero con una diferencia, ya que la compasión no es sinónimo de identificación anímica con el doliente, sino que implica la movilización activa de todos los recursos, con el fin de transformar en lo posible esa situación de dolor.

EL PRINCIPIO-COMPASIÓN.  Asumir la compasión significa entender la historia como un proceso en continua transformación, rompiendo con la resignación y el fatalismo  y conduce a crear nuevas formas de realidad, la restitución de esa dignidad en un nuevo orden de cosas.  Entre el principio de compasión y el proceso de compasión discurre el amor como hilo conductor. Es un proceso de amor.Así, el principio-compasión es el signo de credibilidad de que el mal (ego, miedo,etc) no tiene la última palabra en la historia de los hombres. La compasión, entonces, se alimenta de la esperanza en la posibilidad del cambio. Esperar y llevar dentro de sí la seguridad de que la situación insoportable no puede ser definitiva y debe tener una salida…la Certeza en poder Crear y re Crear nuestra vida

En definitiva, la compasión constituye un factor de cohesión grupal, una actitud con el objetivo a ser compartida con la vista puesta en la acción común.

 

Podcast

EL DINERO

http://marthadebayle.com/index.php/radio/173-feb13/2279-06mar13

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD ERES?

http://marthadebayle.com/index.php/tu-mejor-version/2050-clases-kabbalah-2013

 

 

Walking the spiritual path

Walking the spiritual path can be a tricky adventure. Sometimes we make progress and become more free and loving and wise; sometimes we may think our meditation or prayer or ritual is leading toward enlightenment, but really we’re just going backwards. Here’s a list, from my book The Seeker’s Guide, of 10 common pitfalls of spiritual materialism.

Obuntubotho

Obuntubotho,” Bishop Desmond Tutu said, “is the essence of being human. It speaks about humanness, gentleness, putting yourself out on behalf of others, being vulnerable. It embraces compassion and toughness. It recognizes that my humanity is bound up in ours, for we can only be human together.”

The Truth Works

A disciple once asked the Buddha how he would know the Truth if he found it. “You know the Truth, because the Truth works,” the Buddha answered. When your life works better—when drama and chaos get tiresome, and goodness and peace are your preferred companions, when you are naturally happier, stronger, and more deeply engaged with people and place, you can assume you are touching on the Truth.

In Touch with Reality

A sign of progress is when you no longer fight the nature of life. Instead, you work with it. You stop pretending that life is supposed to be a certain way and accept it on its own terms.

Honesty is an Aphrodisiac

It does pay to be honest. It pays in rewarding relationships. It pays in unblocked energy. It pays in passion. To stand tall in who you are, unafraid to reveal what you want and need, kind enough to tell the truth, and brave enough to bear the consequences, is a telling sign of spiritual development.

Suffering Is Our Fear of Pain

There will always be pain in life. This is something we learn as we progress spiritually. We also learn that if we resist pain, if we fear it, then we create additional pain called suffering. When pain arises in your life and you stand to greet it with calm curiosity, you will know that you making progress on the path.

How Can I Help?

If you are spiritually happy you naturally want others to be happy. Spirituality is the gift of love. Service to others is the discipline of love. If you reach out often to those in need, not because you should but because your heart leads you more and more deeply into the hearts of others, then keep on going.

Declaration of Interdependence

Are you becoming more and more aware of the interconnection of all beings, creatures, and elements? Do you hold as your own Jesus’ words: “And whatsoever you do to the least of my brothers, you do to me”? Are you getting tired of the way our society celebrates the false ego’s selfish and insatiable drive to acquire and use more and more? And does that make you want to be an agent of healing?

Combine Love and Loneliness

When we progress on the path, we become more and more comfortable with the great paradox of belonging and being alone. We reach out to others for love and companionship. We are loved; we are alone. Both are blessings. Love and loneliness are both states of grace.

The Ordinary Is Extraordinary

“Just to be is a blessing. Just to live is holy,” said Rabbi Abraham Heschel. When we really feel this, without trying too hard, then we know we’re on the right track. When we don’t need to be anyone special, but are pleased to be simply one of God’s many creatures, then we will know the joy of the extra-ordinary.

God Is Optimistic

Finally, friendliness towards change and an optimistic vision of eternity. Faith in the perfection of God’s plan—even when the road is rough—can make the difference between a life of happiness and a life of bitterness. Trust in God’s goodness fuels our commitment to justice and beauty; with such faith we can move mountains, just like the spiritual heroes of all times.

By Elizabeth Lesser

Read more: http://www.oprah.com/spirit/10-Signs-of-Progress-on-Your-Spiritual-Path/2#ixzz2Q6Hv54PT

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s